Aletas para snorkel

Lo importante debajo del agua es moverse bien, y ¿Qué mejor que con unas aletas especiales para snorkel que te permitirán nada a mas velocidad y con menor esfuerzo?

Aprovecha ahora y compara los diferentes tipos de aletas para ver cual se adapta mas a ti y compara precios y calidades para encontrar tu aleta ideal.

 

Indice de Contenido [Mostrar]

Tipos de aletas

Lo primero a tener en cuenta cuando se trata de elegir el equipo para sumergirnos, sería qué estilo de escarpín es mejor para nosotros.

  • Las aletas de pie completo están diseñadas para ser usadas descalzos. Son ideales para snorkel y buceo en aguas templadas. Tienden a ser más ligeras y más cortas, algo a tener en cuenta en los viajes de buceo.

Las de pie completo suelen ser más baratas que las aletas abiertas, fáciles de poner y menos voluminosas, sin embargo, si no encajan perfectamente en su cuerpo causarán muchos problemas de fricción y ampollas.

Uno de los inconvenientes es que el agua está fría, no ofrecen ninguna protección térmica para los pies. Otra desventaja es que si estás buceando en la orilla, necesitarás considerar por dónde vas a caminar ya que, sin botas, tus pies serán vulnerables sobre las rocas.

Lo ideal es que la parte superior de la cavidad para el pie no quede demasiado alta en el empeine, ya que esto puede provocar rozaduras.

  • Las aletas de talón abierto se utilizan con escarpines y tienen una correa ajustable para asegurar el pie. Son ideales para el buceo en aguas frías o si tenemos que caminar en una orilla rocosa hasta llegar al agua. Este estilo es con diferencia la opción más popular entre buceadores. Que además existen dos tipos de aletas regulables abiertas:

-. Las que disponen de tiras ajustables con hebillas que te permiten desabrocharlas y abrocharlas con facilidad, muy cómodas sobre todo cuando salimos del agua.

-. Las que disponen de tiras de muelle proporcionan siempre un ajuste correcto dado que se ajustan solas.

Son más ajustables, cómodas y versátiles que las de pie completo y proporcionan amortiguación y protección contra rozaduras, pero tienden a ser más voluminosas, más caras y pueden tener mecanismos complejos de ajuste sobre la correa.

El pie no debe tener la sensación de que se puede mover fácilmente de un lado a otro y, de manera similar, no debe sobresalir demasiado de la bota de la parte inferior de la cavidad para el pie. Aunque el ajuste varía según el estilo y el fabricante, la mayoría de los fabricantes ofrecen una gama de tallas de zapatos como guía para cada tamaño.

Deja un comentario